categoria_MTB_icon_p.jpg categoria_azul_icon_p.jpg

FICHA TÉCNICA

Recorrido de la ruta: Béjar - Fuentebuena - Valdesangil - Palomares - Montemario - Béjar.
Distancia: 16,4 km.
Tiempo estimado: 2 - 2,5 horas.
Cota máxima: 1.166 m.
Cota mínima: 915 m.
Ciclabilidad: 99 %.
Desnivel acumulado: 713 m.
Dificultad física: Media - baja.
Dificultad técnica: Baja.
Puntos de interés: Béjar - Fábricas textiles - Picos de Valdesangil - Montemario.
Mapas: Hojas Nº 553-III (Béjar) del Instituto Geográfico Nacional. E 1:25.000.

 

MAPA

 

PERFIL

11_Pedanias_de_Bejar_PERFIL.jpg

DESCRIPCIÓN

El ayuntamiento de Béjar, además de núcleo urbano principal, incluye algunas pedanías como Fuentebuena o Valdesangil. Son pueblecitos muy próximos a Béjar y que podemos recorrer en una interesante ruta que nos permite una aproximación a los picos de Valdesangil. Como es habitual tomamos como punto de partida La Corredera en Béjar, junto al parque. Vamos a tomar la carretera de Ciudad Rodrigo y transitaremos junto al río Cuerpo de Hombre. En este tramo veremos parte del patrimonio industrial de Béjar, las naves que albergaron o aun albergan las industrias textiles que hicieron famosa a Béjar, situadas junto al río del que aprovechaban el suministro de agua y su fuerza motriz. Junto a una de las últimas fábricas que pasemos sale una carretera en descenso que entra de nuevo a Béjar. No la tomamos sino que continuamos de frente. 

Afrontamos la primera subida, aun por asfalto, y pocos metros más adelante un camino sale por la derecha; lo tomamos y pasamos por la trasera de unas casas antes de salir a la carretera que va hacia Navalmoral de Béjar. Giramos por ella a la derecha, pasamos bajo la autovía y atravesamos una zona con casas, naves industriales y una subestación eléctrica. Tras un cambio de rasante una pista ancha sale por la derecha. Vamos a pedalear por una zona de praderas y bosquetes de robles, pasada la entrada a la finca de La Espesura se inicia una subida no muy larga ni pronunciada. Las paredes de piedra delimitan perfectamente en camino hasta que salimos a una pista transversal. Hemos de elegir la dirección izquierda para proseguir. Pasamos junto a unas casas y el camino, que continúa siendo ancho, se complica: es una zona con abundante agua en invierno y primavera, muy divertida en todo caso.

Con la pista que traemos llegamos a Fuentebuena, al entrar en el pueblo tomamos la primera calle a la derecha hasta que salgamos del pueblo hacia la derecha por una pista ancha apta para vehículos. En una curva de 90o sale de frente un sendero que tendrá una señalización que indica a Valdesangil. Puede tener bastante agua en el tramo inicial en función de la época en que hagamos la ruta, se mantiene como un sendero estrecho, debemos sortear árboles y saltar piedras, hay un lugar en que el camino se empina y deberemos echar pie a tierra puntualmente para salvar un escalón de piedra tras el cual subimos de nuevo a la bicicleta para subir una zona muy técnica finalizada la cual iniciamos el descenso al final del cual pasamos junto a un arroyo, con el consiguiente posible encharcamiento del camino hasta que salgamos a otro camino transversal de mayor entidad que el que traemos. Giramos a la izquierda, pocos metros de subida y ya veremos Valdesangil y una buena panorámica de los Picos con sus grandes canchales de granito. Rodeados de prados y vacas entramos en el pueblo. De él salimos dirección Béjar por carretera, dejamos atrás las últimas casas y veremos como una pista ancha sale por la izquierda en subida. La tomamos, pasamos por las entradas de varias fincas con casas de campo, el último trecho de la subida está empedrado. La bajada nos acerca a la autovía y a su vía de servicio de tierra. Giramos a la izquierda y pasaremos bajo la autovía y salimos hasta la antigua N-630. Recorremos escasos metros carretera abajo hasta el edificio de la ITV junto a la cual sale un camino ancho entre naves industriales primero y casas de campo después, el camino desciende y hace un brusco giro a izquierdas para entrar en las primeras casas de Palomares. Cruzamos sobre el río Frío por un puentecillo, giramos a derechas y salimos junto a unas naves industriales frente al Completo Deportivo Roberto Heras. Giramos a izquierda, pasamos junto al parque de bomberos e iniciamos un pronunciado ascenso hacia Palomares. Atravesamos el pueblo y la calle se transforma en una pista que se bifurca. Seguimos de frente ignorando la pista de la izquierda. Esta pista de arcilla rojiza nos introduce en el pinar Montemario. Si nos fijamos, al pasar un puentecillo un senderito hecho por los ciclistas sale entre los pinos por la derecha, es muy divertido, con una profunda trinchera inicial y un sendero que zigzaguea entre los grandes pinos. En otoño es un paisaje particularmente bonito. Llegamos a un merendero que llamamos de la Fuente de la Hoja. Salimos a un camino ancho tomamos la dirección a la izquierda en descenso ya hacia Béjar. Llegamos a una encrucijada de caminos, por la izquierda salen dos pistas contiguas, una de ellas en descenso. Seguimos por aquí y llegaremos a Béjar a la antigua N-630. Desde aquí llegamos a La Corredera y haremos finalizado esta ruta.

Autor: Manuel Pedraz.

Localización

La Red Ciclista Sierra de Béjar se encuentra ubicada en las estribaciones del Sistema Central, al sur de la provincia de Salamanca y entre las de Ávila y Cáceres.

Información de contacto

Red Ciclista Sierra de Béjar
CIF: G37519238
Plaza José Lidón, 6
37700 Béjar, Salamanca

Tel: 656 43 41 35 / 616 24 51 14
info@redciclistasierradebejar.com

logo_face.gif  logo_instagram.gif  logo_wikiloc.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos