categoria_MTB_icon_p.jpg categoria_roja_icon_p.jpg

FICHA TÉCNICA

Recorrido: Montemayor del Río- Lagunilla- Valdelageve- Aldeacipreste- Montemayor del Río. 
Distancia: 37,90 km.
Tiempo estimado: 3 - 3,5 horas.
Cota máxima: 935 m.
Cota mínima: 511 m.
Ciclabilidad: 100%
Desnivel acumulado: 1.043 m.
Dificultad física: Media – Alta.
Dificultad técnica: Baja.
Puntos de Interés: Montemayor del Río (Conjunto Histórico Artístico), río Cuerpo de Hombre, Cañada Real Soriana Occidental.
Mapas: Hojas Nº 552 - IV (Colmenar) y 557 – II (Hervás) del Instituto Geográfico Nacional. E 1:25.000.

 

MAPA

 

PERFIL

02_La_Buitrera_PERFIL.jpg

DESCRIPCIÓN

Vamos a salir desde Montemayor del Río, concretamente desde el puente que está en la carretera de Peñacaballera. El trayecto comienza cruzando el airoso puente de un solo ojo, que salva el río Cuerpo de Hombre. Una vez cruzado el puente la carretera se bifurca, de frente va la que pasando por Peñacaballera llega a la N-630; por la derecha sale otra carretera que sube hasta las inmediaciones de El Cerro; ésta es la que tomaremos. La carretera que hemos escogido corre por un umbrío bosque de castaños muy próxima a la margen izquierda del río. Poco más adelante, a nuestra derecha hay una serrería, y pocos metros al frente un camino que sale también por la derecha. Es un antiguo camino de acceso a las propiedades colindantes y que llevaba hasta Valdelageve, es ancho y depende de las lluvias estará en mejor o peor estado de embarrado o con roderas.

Llegaremos al cauce del arroyo del Rodeo, el camino que aquí está delimitado a derecha e izquierda por paredes estará totalmente inundado si es época de lluvias. Para cruzarlo puede que nos tengamos que mojar los pies, aunque le han echado un firme de hormigón antes de eso las piedras complicaban bastante el paso. Tras el vado del arroyo el piso es pedregoso y hay una corta subida, pero tras un descenso, se abre en una pista forestal tampoco excesivamente ancha, en un punto en el que un vado permite cruzar el río por el mismo lecho del cauce los vehículos y por una pasarela de piedras las personas. Continuando el camino por el que íbamos llegaremos a un cruce en el que a nuestra izquierda una pista sube ladera arriba. Nosotros debemos continuar de frente. Hasta aquí habremos pedaleado durante 2,5 km.

Recorriendo en torno a un kilómetro desde el punto anterior llegamos a un cruce muy similar a aquel, pero esta vez debemos iniciar la subida ladera arriba y olvidarnos del camino que continúa paralelo al río. La pista actual es conocida como el camino del Vado de las Carretas. Cuando llevemos 8,5 km. desde el inicio veremos que por la derecha sale un camino, este forma parte del camino original al vado de Las Carretas, no obstante nosotros continuaremos de frente para ir a Lagunilla. Pasaremos junto a las fuentes del oso y del osito. Cuando ya estemos en el llano superior, antes de que el camino entre paredes un camino sale por la derecha pero también debemos ignorarlo y continuar de frente. Llegaremos poco después a la carretera que une El Cerro con Lagunilla. Para ir en dirección a Lagunilla vamos hacia la derecha.

Lagunilla en un pueblo dedicado a la agricultura particularmente de la aceituna, y la ganadería de cabras y vacuno en las vegas del río. Era una de los puntos que permitían acceder a la comarca de Las Hurdes. La carretera que va desde Lagunilla a Valdelageve tiene diversos caminos y pistas que salen por la margen derecha, debemos ignorar la primera y nos saldremos del asfalto por una que tiene hecho un paso tipo canadiense para evitar que el ganado se salga de la finca. En un principio el camino tiene una trayectoria “quasi” paralela a la carretera con una leve divergencia. Pasamos junto a diversos establos, predominan las praderías donde pastan vacas. En el mapa este área tiene el curioso nombre de “Esguajeras”. Hemos de pasar junto a dos cruces de caminos sindesviarnospero llegaremos a un lugar en el que una pista baja desde la carretera por nuestra izquierda,debemos incorporarnos a ella, pero solamente durante escasos 10 m., otro camino sale a la derecha y debemos proseguir por él. Ahora la pista irremisiblemente se hunde hacia el profundo valle por el que el arroyo del Canchal va al encuentro del río, con un descenso rápido y algunas curvas cerradas. Una primera pista se desprende por la derecha y hacia atrás de nuestro recorrido, no debemos utilizarla. Atravesamos un paso canadiense y tras una serie de curvas un arroyito pasa sobre el camino y poco más adelante el camino se divide, la continuación del camino que traíamos se enfila hacia el fondo del valle y otra pista ancha se abre a nuestra izquierda. Debemos elegir esta nueva pista, que ya no tiene un perfil tan netamente descendente sino que va faldeando la umbría ladera, pero umbría por poco tiempo ya que en escasos metros vamos a observar una tremenda metamorfosis vegetal, lo que era un bosque húmedo de árboles caducifolios se transforma en un abrir y cerrar de ojos en matorral típicamente mediterráneo, una espesura de jaras principalmente, pero salpicada de brezos, acebuches, etc...

La pista termina ya en Valdelageve y salimos a la carretera asfaltada,debemos tomar la carretera descendiendo y sin salir del pueblo en un trecho llano, hay un camino que saliendo a la derecha de la carretera y en un vertiginoso descenso nos lleva al río, pero debemos tener en cuenta que tenemos que desviarnos a la derechaen la parte baja del camino para llegar al puente, de otra forma iríamos a un vado que según la época del año difícilmente se podría salvar en bicicleta. Las últimas curvas son un cerrado zig-zag hasta que llegamos al puente.Volvemos a estar cerca del nexo de unión de nuestra ruta.

Cruzado el puente hemos de subir ladera arriba. En un principio la subida nos permite irnos acostumbrando a la terrorífica subida que nos aguarda. Un camino que sale por la derecha va al depósito de carga de la central, y un camino que sale por la izquierda baja al vado al que nos referimos en un párrafo anterior. Llegamos a una curva de 180o en la que nos separaremos del GR-10, tendremos que apretar los dientes y asegurar que la bicicleta no se levante porque la pendiente es durísima. Gracias a Dios, no es un trecho muy largo y tras una curva cerrada nos da un respiro. Dejamos atrás la curva y enseguida el camino se bifurca, optamos por la pista de la derecha, que vuelve a presentar de nuevo una fuerte pendiente. Súbitamente acaba la subida y entramos en una dehesa de robles y realizamos una bajada hasta que demos con una cancela del antiguo ICONA, que tenemos que trasponer. Ya no nos encontraremos ninguna rampa tan dura como las que hemos hecho desde el río, pero seguimos subiendo. En este tramo hemos rodeado la peña de la Zamarra. Nuestro camino se junta con otra pista que llega por la izquierda. Posteriormente en una curva cerrada a izquierdas sale un camino por la derecha al que no debemos hacer caso. A medida que nos aproximamos a la carretera hay algunos caminos de menos entidad que van saliendo, no perdamos la referencia y siempre de frente llegamos a la carretera que de Aldeacipreste va hasta Colmenar. 

Ahora tenemos que hacer casi 4 kms. hasta llegar a Aldeacipreste por la carretera asfaltada. Vamos a pasar por la plaza en la que aun resiste el mueco junto a la iglesia. Las casas están construidas en piedra de granito, y los pobladores se dedican a la ganadería. Saldremos por la carretera que va hacia Béjar y que se bifurca en otra que va hacia Montemayor, aunque es nuestro destino vamos a buscar otra alternativa para llegar por camino. Seguimos por la carretera de Béjar y cuando por la derecha acaba la cerca de alambre de espino, pasado un monolito de granito, hay una explanada y un camino transversal a la carretera. 

A pesar de que forma parte de la Cañada Soriana Occidental no hay ninguna señalización específica que así lo atestigüe. Un primer trecho es llano y corre entre praderas y escobales, como referencia pueden servir los mástiles amarillos del gasoducto que pasa por aquí. Salimos a la carretera y giramos a la izquierda, enseguida una portera con un paso canadiense da paso a la continuación del cordel ganadero. Tiene un perfil en suave descenso y se bifurca debiendo girar a la izquierda e ir hacia unas porterías de fútbol y un arroyuelo. El camino es abierto pero tras el arroyo que tiene un precioso puente de lanchas de granito hay que abrir una puerta y dos paredes marcan el trayecto. De aquí en adelante está empedrado y hace un rápido descenso. A pesar de lo irregular del empedrado, manteniendo el peso del cuerpo hacia atrás y dejando trabajar la horquilla, podremos hacer todo el descenso sobre la bici, aunque los brazos y las manos acusarán la bajada. Las casas de Montemayor nos confirman el final del descenso y el final de nuestra ruta. Llegamos al parte superior del pueblo. La última bajada nos lleva junto al río que nos ha acompañado en casi toda nuestra excursión.

Autor: Manuel Pedraz.

Localización

La Red Ciclista Sierra de Béjar se encuentra ubicada en las estribaciones del Sistema Central, al sur de la provincia de Salamanca y entre las de Ávila y Cáceres.

Información de contacto

Red Ciclista Sierra de Béjar
CIF: G37519238
Plaza José Lidón, 6
37700 Béjar, Salamanca

Tel: 656 43 41 35 / 616 24 51 14
info@redciclistasierradebejar.com

logo_face.gif  logo_instagram.gif  logo_wikiloc.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos